Busquedas



Cola de Caballo por Faja de Pelay y vuelta por el Valle

Autor: cotayon, Tipo: Senderismo, Zona: Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido
Localidad: Torla, Provincia: Huesca, País: España

Comentario: Fue nuestra primera ruta por los Pirineos: todos quedamos enamorados de la zona y…¡prometemos volver en cuento nos sea posible! La mayor dificultad que nos presenta la ruta, son los primeros 651 metros de desnivel de la Senda de los Cazadores, la cual tendremos que superar para llegar al mirador de Calcilarruego, a partir de aquí el camino apenas tiene desnivel, incluso es descendente. La subida transcurre por un camino perfectamente definido por el paso de la gente y bien señalizado, el cual no debemos de abandonar en ningún momento dada la peligrosidad de la zona. Tanto la Senda de los Cazadores como la Faja de Pelay no son recomendables de realizar cuando están helados y personalmente tampoco recomendaría realizarlas después de unos días de fuertes lluvias por la peligrosidad que ofrecen sus barrancos. La ruta se encuentra perfectamente señalizada, con carteles que advierten de su peligrosidad en ciertas zonas.Este es el segundo itinerario más transitado del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en todas las guías se recomienda realizarlo de esta forma, ya que la Senda de los Cazadores es más peligrosa en su descenso que en su ascenso.

Dificultad: Media-Alta
Desnivel: 651
metros
Horario: 7-8
horas
Longitud: 22.7 kilómetros
Ruta apta para niños: No

Accesos: En la N-260 que une Aínsa con Biesca (después de pasar el pueblo de Broto) existe una curva cerrada a la izquierda donde se encuentra el desvío a Torla, por la A-135, lugar en que dependiendo en la época del año (temporada alta, verano, Semana Santa, Puentes…) en que realicemos la ruta debemos de dejar el coche en el aparcamiento que existe para tal fin. Desde este aparcamiento usaremos o no (como hemos dicho, depende de la época) un transporte público a la Pradera de Ordesa donde comienza la ruta. Horarios:• Viaje de ida: 6 h, 7 h, 7:30 h, desde las 8 h cada 15 minutos, entre las 20 h y las 22 h, sólo son de vuelta.• Viaje de vuelta: 6 h, 7 h, 7:30 h, desde las 8h cada 15 minutos, última salida 22 h.Si el acceso al parque estuviera abierto, continuaríamos por la A-135 que es la carretera de Ordesa hasta la entrada del parque, ignorando el desvío que se encuentra a la entrada del parque que va hacia Bujarelo. En la entrada existe una barrera que nos impedirá el acceso en el c

Descripción: Llegamos al aparcamiento de la Pradera de Ordesa en autobús, ya que el primer fin de semana de septiembre todavía estaba restringido el acceso al parque. El día era estupendo, después de la paliza de viaje desde Gijón ya teníamos ganas de ponernos en marcha, así que preparamos nuestras cosas y nos pusimos en marcha, nos esperaba una larga jornada.
Salimos del aparcamiento hacia el valle dirigiéndonos hacia la caseta de información del parque. Una vez allí, si seguimos de frente sin abandonar el camino principal iremos hacia las Gradas de Soaso y hacia la Cascada de Cola de Caballo, nuestro objetivo (por aquí es mucho más fácil y así lo demuestra el hecho de que nos hemos encontrado a todo tipo de gente circulando por él, incluso con sillas de niños, si quieres ver el recorrido), pero nosotros queríamos un poco de dificultad, así que cogimos el camino que sale hacia la derecha que nos conduce a la Faja de Pelay por la Senda de los Cazadores, para así llegar a la Cascada de Cola de Caballo.
Estos primeros metros de recorrido son llanos y nos sirven para entrar en calor, al poco tiempo llegamos a un puente que cruza el río Arazas el cual atravesamos para continuar nuestro camino. La senda por la que circulamos comienza a introducirse en un sombrío y profundo bosque, es aquí donde se termina nuestro descanso. El camino de subida está perfectamente marcado por el transitar de las personas, ésta es la parte más dura de toda la ruta, ya que aquí es donde realizamos todo el desnivel de subida: 651 metros. El camino realiza numerosas revueltas para ascender por la ladera, atravesando un bonito bosque que de vez en cuando nos ofrece un claro desde el que podemos admirar el hermoso paisaje. Las condiciones del camino eran perfectas, aunque por lo profundo del bosque estaba algo húmedo. Me puedo imaginar, después de atravesarlo, las enormes dificultades que puede llegar a ofrecernos esta senda si el camino estuviera mojado, helado y si, para encima, lo hiciéramos en descenso. Creo que podría resultar muy peligroso, de ahí los diversos avisos con los que me he encontrado en el parque y las guías consultadas antes de iniciar la ruta.
Continuando con nuestra dura ascensión que no nos ofrece ningún descanso, llegaremos a un desvío, nosotros tomaremos la dirección indicada en el panel como Faja de Pelay (tomamos el camino de la izquierda), la otra nos llevaría hacia Punta Acuta. Todavía nos queda un pequeño trecho para llegar, pero desde aquí la pendiente se suaviza y el bosque se va a abriendo cada vez más y más. Después de una hora y cincuenta minutos hemos llegado al mirador de Calcilarruego, lugar donde existe un pequeño refugio y desde donde tenemos unas vistas “impresionantes” (vista 1, vista 360º) del Cañón de Ordesa, en el que podemos apreciar el Circo de Cotatuero, Brecha de Rolando, Tozal del Mallo, Gallinero, La Fracuata…
Continuamos nuestro camino por la senda que sale del mirador, el recorrido a partir de aquí es llano e incluso descendente, ésta es la conocida como Faja de Pelay, un camino a media altura que recorre todo el valle. Las vistas que tenemos son espectaculares, la senda discurre atravesando algunos pedreros (son las partes más estrechas pero sin ningún problema), zonas con y sin bosque. Nos sorprendió que a la altura que nos encontrábamos y, viendo después desde abajo cómo era la Faja de Pelay, lo ancho que en muchos casos eran los sitios por donde transitaba el camino. Llegando al final del camino podremos ver las Gradas de Soaso, dentro de una maravilla de la naturaleza como es el Circo de Soaso. Si alzamos nuestra mirada podremos contemplar el Monte Perdido, Cilindro, Soum de Ramona, todos con más de 3000 metros.
Iniciamos el descenso hacía el Circo de Soaso (donde ya comenzaremos a divisar la cascada), dejando a nuestra derecha el desvío que se dirige hacia el Refugio de Goriz. Es aquí donde encontramos un cartel que nos avisaba de no transitar por la Faja hacia la Pradera a partir de las 15 horas.
Ya en la cascada nos tomamos un respiro, comemos algo y disfrutamos de este hermoso paisaje que nos sorprendió mucho.
El regreso a la Pradera de Ordesa lo realizamos por el camino que circula por el fondo del valle, no tiene pérdida. Recuerda levantar la vista y mirar allá en lo alto hacia el camino por donde has pasado hace un rato. Durante el descenso podrás disfrutar de las vistas que nos ofrece las Gradas de Soaso, Cascada de la Cueva, Cascada de Arripas y del conjunto de un entorno increíble. Para ver con más detalle este itinerario.
Una vez se llega a la Pradera de Ordesa, es interesante y sorprendente contemplar la subida que (no me lo puedo creer ni yo) se ha realizado al mirador…¡parece que no hay por dónde subir!
Solo nos queda coger al autobús para regresar a Torla, como fue nuestro caso.

 

Vist@: 23949 veces