Busquedas



Senda del Río Ñora

Autor: cotayon, Tipo: Senda Verde, Zona: Costa Asturiana
Localidad: Gijón, Provincia: Asturias, País: España

Comentario: Es una ruta muy cómoda de realizar, toda en descenso (luego hay que subir, a no ser que dejes un coche en la playa de la Ñora), de 9 Km (ida y vuelta) y que transcurre paralela al arroyo de la Ñora por un bosque sombrío ideal para realizarla en días con un sol abrasador. Realizamos esta ruta a pie, aunque también se puede realizar en bicicleta (BTT).La ruta fue guiada por una niña de 3 años (Sara), montañera sin igual que hizo casi toda la bajada a la playa corriendo, ¡no pidió cuello en todo el recorrido!, sin duda es la próxima Edurne, pero asturiana. La vuelta la hicimos en coche, ya era suficiente para la peque, mientras unos chavales sacrificados como nosotros subimos a buscarlo, Sara disfrutó jugando en la playa.

Dificultad: Muy Fácil
Desnivel: 125
metros
Horario: 4
horas
Longitud: 9 (ida y vuelta) kilómetros
Ruta apta para niños: Sí, carrito en todo el recorrido

Accesos: La ruta comienza en el aparcamiento situado más a la izquierda según entramos en el campo de golf La Llorea, al cual accederemos por la N-632 tras subir L’Infanzón (carretera a Villaviciosa).

Descripción: Se inicia la ruta en el aparcamiento situado más a la izquierda del campo de golf La Llorea, donde dejamos el coche. Desde aquí en suave pendiente pasamos junto a los primeros hoyos del campo de golf en el cual destaca un centenario carbayu. Tras un corto tramo llano nos desviamos a la izquierda para bajar hacia el arroyo de la Llorea, el cual no podemos ver pero sí oír. El bosque se va haciendo cada vez más espeso, lo cual agradecemos. Tras pasar un cruce, el camino desciende en zigzag para ir acercándose al arroyo El Forcón (nombre que toma el Ñora en su parte alta). Un poco más abajo, atravesamos un puente de madera para pasar a la otra orilla, aquí se forma una pequeña vega y el camino pierde el desnivel.
Nos desviamos para circular por la senda que va junto al arroyo, hasta otro puente en el que volvemos a cambiar de orilla. Continuamos nuestro camino muy cerca del río, desde un nuevo puente podemos ver la presa y resto de la canal que abastecían al Molín de Pilo.
Seguimos por el sendero hasta llegar a la carretera que une Cabueñes con Quintueles, la cual atravesamos. A nuestra derecha podemos ver los restos del molín integrados en una vivienda. Continuamos andando para dar a un nuevo desvío con un puente que nos permite pasar al otro lado del arroyo, que volveremos a cruzar un poco más adelante.
Ya nos queda poco para llegar a la playa, seguimos andando y a nuestra derecha aparece un puente de madera (si continuamos de frente también llegaremos a la playa), el cual atravesamos para dar a una espaciosa vega que nos conducirá a la playa de la Ñora.
En los días previos a nuestra llegada debieron de estar colocando unas mesas, ya que todavía había maquinaria en la zona. En éstas hacemos una parada para comer, es un sitio muy tranquilo y se está muy a gusto. Después de comer, y tras unos pocos metros, llegamos a la playa, pequeñina pero coqueta (como los áticos), aunque algo masificada de coches en verano (hay muy poco aparcamiento). En la playa existe un bar, aprovechamos y nos tomamos unos cafés con hielo que nos saben a gloria, completando un bonito día.
Jugamos un poquito en la arena de la playa, donde dejamos a Sara (nuestra pequeña montañera) disfrutando con Ángeles y María. El regreso a buscar el coche lo emprendemos por el mismo camino, no queremos que Sara se canse, aunque cuando volvimos todavía estaba corriendo por la playa.

 

Vist@: 10656 veces