Busquedas



Ibón o Basa de la Mora

Autor: cotayon, Tipo: Senderismo, Zona: Parque Natural Posets-Maladeta
Localidad: Plan, Provincia: Huesca, País: España

Comentario: Esta ruta se encuentra en el Parque Natural Posets-Maladeta, el cual contiene la mayor cantidad de cumbres que superan los 3000 metros.La mayor dificultad es su desnivel de 815 metros, pues la distancia recorrida tampoco asusta (14.4 Km). El camino esta muy bien señalizado y las vistas que nos va ofreciendo la subida del valle de Chistau son espectaculares. El sendero serpentea por el bosque subiendo la montaña por el barranco del Ibón para una vez llegado arriba abrirse ante nuestros ojos ofreciéndonos unos verdes pastos con el Ibón al fondo.Nosotros describiremos la subida al Ibón desde el pueblo de Plan, aunque también se puede ir desde Saravillo. La ruta de subida y de bajada se realiza por el mismo camino, aunque también se pude hacer de forma circular, si una vez llegado al Ibón, cogemos el sendero de gran recorrido GR-15 a Barbaruéns que atraviesa la Colladeta Ibón para encontrarse con la ruta PR-HU 87 a Chía, hacia la que nos dirigiremos para continuar por ella hasta atravesar el Collado de la Cruz y coger el sendero que se dirige hacía la Cabaña del Suel de la Baixada, continuando por la pista hacia Plan. Este recorrido se puede observar en el mapa de la ruta. Nosotros hemos apostado por bajar por el mismo sitio que subimos, por la hora a la que llegamos al Ibón y también por no haber encontrado una información más detallada para poder bajar por el otro sitio que la que ofrece el mapa que hay al inicio de la ruta.Si alguien conoce en detalle este camino para descender del Ibón podría mandarlo para añadirlo a la ruta.

Dificultad: Media
Desnivel: 815
metros
Horario: 5-6
horas
Longitud: 14.4 kilómetros
Ruta apta para niños: No

Accesos: La ruta parte del pueblo de Plan, al que se accede desde la carretera HU-641, la cual lleva desde Ainsa hasta Francia. A la altura de Salinas, se coge a la derecha el desvío que nos llevará en primer lugar a Saravillo. Continuaremos por la carretera siguiendo el curso del río Cinqueta, atravesando la montaña por varios túneles y siendo el único paso posible a través del desfiladero. Nada más pasar el embalse de Plan d´Escún, nos encontraremos con el pueblo de Plan. Ya allí, nos dirigiremos hacia las piscinas, lugar donde comienza la ruta.

Descripción: Una vez llegados al pueblo de Plan, cogeremos la carretera que sale a la derecha para dirigirnos hacia las piscinas, lugar donde dejaremos el coche y comenzaremos la ruta.
Partiremos por el camino indicado como PR-HU 37 hacia el Ibón o Basa de la Mora. Los primeros 1.800 metros discurren por una pista muy cómoda paralela al río Cinqueta. Una vez aquí la pista se divide (esta indicado) y nosotros cogeremos la de la izquierda que nos separa del río y se dirige hacia el bosque. A los pocos metros de habernos desviado, debemos ir pendientes, ya que se ha de coger el camino que se encuentra indicado con un mojón de piedras, que sale por la izquierda de la pista por la que circulamos. A partir de aquí el sendero comienza a ganar altura atravesando el bosque y cubierto por la espesa vegetación, la cual se agradece si, como a nosotros, te toca un día de calor.
A lo largo de nuestra subida deberemos de atravesar varias veces el Barranco del Ibón, que en esa época del año llevaba poco agua, pero esto no evitó que pudiéramos observar bellas cascadas o saltos de agua en el discurrir del mismo. No te asustes al ver los enormes canchales (pedreras) con los que te vas a encontrar a lo largo de la subida, ya que el camino los bordea buscando la forma más cómoda de subirlos para ir ganando altura.
Una vez superada la zona de canchales, la vegetación se irá haciendo menos espesa, para dar paso a un hermoso bosque entre cuyos árboles continúa serpenteando el camino. Continuando por nuestro sendero nos encontraremos con una señal (hay una manguera) la cual nos indicará que hemos llegado al cruce con el sendero de gran recorrido que viene de Saravillo (GR-15) y que pasa por el Refugio de Labasar. Seguiremos por este sendero de gran recorrido que nos llevará a atravesar una enorme pradera rodeada por pinos y montañas, antesala del Ibón de la Mora.
Hemos llegado a nuestro objetivo, ahora sólo nos queda disfrutar de las aguas cristalinas del Ibón en las cuales se refleja el bello paisaje que lo rodea y recordar la leyenda que lo acompaña.

Una mujer musulmana llegó a estas montañas huyendo de las luchas entre moros y cristianos, y se perdió. Su espíritu permanece en el Ibón, y las personas puras de alma aún pueden verla surgir del agua al amanecer de la noche de San Juan. Los habitantes de los pueblos del valle suben esa noche a su cita anual con la Dama, y purifican su alma lavándose en el agua del lago con el primer rayo de sol.
Como dicen las abuelas del valle: Si es que subes la mañana de San Juan al Ibón, y no la ves, habrás de pensar en lavarte el alma... Sólo los ojos limpios pueden ver a la princesa mora de las cumbres.


Repón las fuerzas y el regreso lo haremos por el mismo sitio, ten cuidado en el cruce para no coger el camino que va hacia Saravillo, sino el que se dirige a Plan.

 

Vist@: 11996 veces